Vista previa gratuita

Sexualidad Consciente

Cuando la sexualidad se vive de forma consciente se amplifica el concepto y la experiencia de la propia sexualidad. Vivir la sexualidad desde la mente y desde la desconexión del cuerpo nos proporciona tan sólo un incremento de energía sexual que en poquito se disipa y nos quedamos sin ella, por lo tanto perdemos nuestra energía vital.

Pero vivirla desde la consciencia y aprendiendo a expandir la energía nos permite que el acto sexual con otra persona o el momento íntimo con una misma sea mucho más saludable y fructífera.  Incluso se puede convertir en una experiencia mística. 

La sexualidad consciente nos llena de vitalidad, amor y de energía saludable. Nos permite abrirnos a la vulnerabilidad y al disfrute desde los sentidos, sin la búsqueda de un objetivo concreto, simplemente entregarnos al momento y al amor… 

Desde ese punto, el placer se puede volver inmenso, interminable y lo podemos aunar a nuestra experiencia interna, transformando nuestros mapas mentales en nuevos mapas neuronales a través del placer, transformando nuestra esencia desde nuestra verdad. Nuestra vida se torna de todos colores y brillante y la abundancia se manifiesta en cada instante…

Te propongo...

En un momento que estés en soledad, respira largo y profundo durante unos cinco minutos para que tu cuerpo se relaje.

Desde esa relajación física y mental coloca las manos en las ingles y comienza a sentir tu energía sexual en todas las partes de tu cuerpo.

Experimenta cómo es esta energía en cada rincón de tu templo, ¿cómo se manifiesta? ¿qué siente tu cuerpo? ¿qué sensaciones se despiertan?

Después… acaricia tu cuerpo, soltando la mente tan sólo sintiendo tu tacto, tu aliento y tu sonido… Ábrete al placer, ábrete a la vida…

sexualidad

¡Ábrete al placer, ábrete a la vida!

¿Ya te has apuntado al curso completo?

El Misterio:
El Inicio de ser Mujer

Un profundo viaje hacia tu interior

el inicio de ser mujer
Comenzamos el 11 de Enero
Volver a: El Misterio: el Inicio de ser Mujer > 1. El Viaje: la Mujer que hay en ti
error: El contenido está protegido!